La educación ha cambiado. Nos toca hacerlo también.

Quiero empezar este blog haciendo una reflexión: ¿Cuántos de nuestros hijos al entrar a la universidad o a un trabajo, sienten que no están preparados para las exigencias del mismo?

Me pasó con mi hijo mayor, hoy egresado de Administración en una conocida universidad local, que al iniciar su carrera universitaria sentía que el colegio no había sido el ente formativo que él hubiese deseado y tuvo que adaptarse a mayores exigencias: nuevos métodos de estudio, nivel de organización superior, el trabajo en equipo y liderazgo así como otras competencias que en su educación escolar le habían enseñado pero no al nivel que él hubiese querido.

El día de ayer, junto al equipo de trabajo del Ceba San Antonio, conformado por dos maestros, el responsable de marketing y quien escribe, asistimos a un workshop de la Universidad de Ciencias y Artes de América Latina (UCAL) denominado “Pro.seso creativo 3.0” (derechos reservados).

El mismo nos sirvió para reafirmar que la transformación en la educación es una realidad y que las competencias que requiere un alumno universitario son totalmente distintas a las de hace unos años.

El workshop trató sobre una metodología propia de la UCAL, la cual desagrega en 5 fases el cómo afrontar un reto o problema encontrando una solución creativa. Lo que más rescato de esta metodología es la aplicación a casi cualquier ámbito de nuestra vida cotidiana y la flexibilidad de la misma para poder adaptarse a cualquier profesional sin importar el área de estudios o el cargo en el que se desempeñe.

En Ceba San Antonio nos hemos propuesto darle un giro 180° a nuestra propuesta para este año. Con motivo de la celebración de nuestros 30 años como institución educativa, hicimos un exhaustivo análisis de nuestro año 2019, concluyendo que tenemos un punto de mejora para el bien de nuestros estudiantes: las competencias y habilidades que buscan las empresas no se ajustan a las que actualmente el Ministerio de Educación maneja dentro de su currícula.

Luego de meses de observación y análisis pudimos concluir que para este año era importante potenciar habilidades del bienestar que le otorguen a nuestros alumnos una mayor competencia para la vida universitaria y en pro de su autorrealización como personas. Habilidades tales como: Autoestima, Automotivación, Autorregulación Compromiso,Trabajo en equipo, Liderazgo, Empatía e Iniciativa serán la base para empezar con esta propuesta en el presente año.

Más allá de las habilidades a desarrollar en nuestros estudiantes, es importante destacar que nuestra nueva propuesta educativa buscará promover y despertar el pensamiento analítico, crítico y constructivo. Es vital enseñarles a nuestros alumnos a poder aplicar todo lo que se les enseña en el colegio en casuística de la vida cotidiana: cómo resolver problemas y situaciones que tendrán en su día a día.

Sabemos que tenemos una árdua labor y que el camino no será fácil pero nuestro compromiso por transformar la educación y sobretodo impactar positivamente en la vida de nuestros estudiantes, son el motor que nos impulsa a seguir desarrollando un sistema de mejora continua basada en lo más importante: los alumnos.

Magaly Mera Vda. de Villalobos

Directora General